Skip to content Skip to footer

Riesgos de la inversión en criptoactivos (K2Z)

1.       Riesgos

Un token lleva implícito muchos riesgos, a continuación, mencionaremos algunos de ellos, pudiendo existir otros. Estos riesgos pueden generar la pérdida completa de los tokens, o de su valor. El poseedor del token asume y entiende perfectamente todos los riesgos que implica un token. En ningún caso, si el token pierde valor o cualquier otra cosa ocurre, el emisor del token compensará al poseedor del token de alguna forma. 1.1          Riesgos de cambios en la legislación española o europea
Los tokens serán emitidos conforme a la legislación española vigente a la fecha de este libro blanco. No puede garantizarse el impacto de cualquier posible resolución judicial, administrativa o de cualquier posible cambio en la legislación o en las prácticas administrativas con posterioridad a la fecha del presente libro blanco, pudiendo cualquiera de estos cambios perjudicar significativamente el precio o la capacidad de uso de los tokens afectados por estas circunstancias.
No obstante, hay que señalar que, a la fecha del presente libro blanco, pese a que tanto la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como los distintos organismos reguladores europeos han emitido opiniones y/o recomendaciones diversas respecto de concepto jurídico de token, así como sobre una potencial regulación de los mismos y de las ofertas iniciales de moneda (Initial Coin Offerings), no existe regulación nacional alguna ni marco regulador específico y armonizado a nivel europeo sobre los tokens, su distinta tipología, o las Initial Coin Offerings.
Desde el punto de vista de los principales riesgos legales en relación con los tokens y la ICO, a continuación, se recogen brevemente algunas de las advertencias o recomendaciones realizadas por distintas entidades reguladoras y/o supervisoras españolas y europeas al respecto:
  • Nota de prensa de la CNMV: ESMA alerta de los riesgos de las denominadas «ICO» («Initial Coin Offerings») (8 de febrero de 2018) (https://www.cnmv.es/portal/verDoc.axd?t=%7bd1d37c47-84fd-4a9b-8251-3186085e0c86%7d).
  • La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA por sus siglas en inglés) emitió dos comunicados sobre las ofertas iniciales de moneda (Initial Coin Offerings), incluyendo riesgos para los inversores y recomendaciones y reglas dirigidas a las entidades que consideren participar en ellas, como, por ejemplo:
  • «ESMA advierte a los inversores del elevado riesgo de perder el capital invertido en este tipo de ofertas, al tratarse generalmente de inversiones muy especulativas y de elevado riesgo”.
  • “El precio de la moneda o token podría ser muy volátil y los inversores pueden no tener la posibilidad de recuperar su inversión en un periodo prolongado”.
  • Comunicado conjunto de la CNMV y del Banco de España sobre “criptomonedas” y “ofertas iniciales de criptomonedas” (ICOs) (8 de febrero de 2018) (https://www.bde.es/f/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/NotasInformativas/18/presbe2018_07.pdf).
  • Lascriptomonedas” no están respaldadas por un banco central u otras autoridades públicas, aunque se presentan en ocasiones como alternativa al dinero de curso legal, si bien tienen características muy difer
  • La CNMV y el Banco de España advierten que, hasta la fecha, ninguna emisión de “criptomoneda” ni ninguna ICO ha sido registrada, autorizada o verificada por ningún organismo supervisor en España. Esto implica que no existen “criptomonedas” ni “tokens” emitidos en ICOs cuya adquisición o tenencia en España pueda beneficiarse de ninguna de las garantías o protecciones previstas en la normativa relativa a productos bancarios o de inversión”.
  • En este tipo de inversiones existe un alto riesgo de pérdida o fraude”.
  • Ya sea por cómo están estructurados o por dónde se encuentre la residencia de sus emisores, los “tokens” emitidos en una ICO o los productos financieros referenciados a “criptomonedas” podrían no estar sujetos a regulación. Por tanto los compradores o inversores carecerían de las protecciones que ofrece la legislación española y, en general, de la Unión Europea a las inversiones reguladas”.
  • Las “criptomonedas” carecen de valor intrínseco, convirtiéndose en inversiones altamente especulativas. Asimismo, su fuerte dependencia de tecnologías poco consolidadas no excluye la posibilidad de fallos operativos y amenazas cibernéticas que podrían suponer indisponibilidad temporal o, en casos extremos, pérdida total de las cantidades invertidas”.
  • “En su mayoría, las ICOs están asociadas a proyectos empresariales en etapas muy tempranas de desarrollo, in que exista un modelo de negocio consolidado o con flujos de caja incierto. Estas iniciativas pueden tener una alta probabilidad de fracaso”.
  • “La ausencia de mercados equiparables a los mercados organizados de valores sujetos a regulación puede dificultar la venta de “criptomonedas” o de “tokens” emitidos en ICOs para obtener efecto convencional”.
  • Consideraciones de la CNMV sobre “criptomonedas” e “ICOs” dirigidas a profesionales del sector financiero (8 de febrero de 2018) (https://www.cnmv.es/portal/verDoc.axd?t=%7b9c76eef8-839a-4c19-937f-cfde6443e4bc%7d).
  • “La CNMV considera que buena parte de las operaciones articuladas como ICOs deberían ser tratadas como emisiones u ofertas públicas de valores negociables”.
  • “En el supuesto de ICOs que, con base en criterios como los que acaban de mencionarse, puedan considerarse valores negociables o instrumentos financieros, se recuerda que les serán aplicables las normas nacionales o europeas correspondientes, fundamentalmente, las contenidas, relacionadas o derivadas de MiFID II, la Directiva de Folletos y la Directiva sobre Gestores de Fondos de Inversión Alternativos”.
Asimismo, “MiCA” (propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los mercados de criptoactivos, que modifica la Directiva (UE) 2019/1937, actualmente pendiente de aprobación) reconoce expresamente que los Criptoactivos son representaciones digitales de valor o derechos con el potencial de traer importantes beneficios a consumidores y participantes en los mercados. También reconoce expresamente que existe una variada tipología de criptoactivos; pudiendo algunos de ellos asimilarse a instrumentos financieros y, por ello, incluidos en el ámbito de aplicación de las normas sobre mercados de valores o a dinero electrónico y, por ello, incluidos en el ámbito de aplicación de la normativa comunitaria sobre dinero electrónico. Estos dos tipos de activos digitales estarían excluidos del ámbito de aplicación y del objeto de MiCA una vez que este reglamento se apruebe. Sin embargo, MICA reconoce la existencia de otras tipologías de activos digitales que son precisamente aquellos que este Reglamento pretende regular. Particularmente, MiCA se refiere a:
  1. Los criptoactivos o activos digitales que tienen una funcionalidad de pago y pretenden servir como un medio de pago para adquirir bienes y servicios y como un depósito de valor, y;
  2. Los utility tokens cuya funcionalidad principal es la de dar acceso de manera digital a sus tenedores a una aplicación a servicios o a recursos disponibles y ofrecidos en un DLT y cuyos emisores sólo los emiten y aceptan precisamente para permitir el uso de tales servicios, aplicaciones o recursos. Esta es la definición de utility token que precisamente se recoge en el artículo 3.1 (g) de MiCA.
Si tenemos en cuenta las características del token K2Z en virtud de la información proporcionada, se puede concluir que la definición de utility token que establece MiCA corresponde con las características del token K2Z. Por ello, se considera que el token puede calificarse como utility token a los efectos de la definición que actualmente contempla el borrador de MiCA. No obstante, el suscriptor deberá tener en cuenta la versión definitiva y entrada en vigor de MiCA, ya que este nuevo Reglamento de la unión europea impone obligaciones legales a aquellas empresas cuyas actividades estén relacionadas con la emisión, negociación y custodia de utility tokens y establece una regulación completa de este tipo de tokens en el marco legal europeo. Conforme a lo anterior, los inversores deben ser conscientes de que en el momento de la emisión de los tokens no puede garantizarse la naturaleza jurídica de los derechos derivados de los mismos, así como tampoco los derechos que de los tokens pueden derivarse para los inversores tras la emisión. Es decir, la inversión en tokens derivados de la emisión prevista por KeyZell está sometida al riesgo inherente al impacto que pueda causar cualquier resolución judicial, administrativa, cambio normativo o nueva regulación que, tanto a nivel nacional como europeo, se produzca con posterioridad a la fecha del presente libro blanco, en relación con los tokens o la emisión. Por tanto, el inversor en tokens K2Z debe ser consciente de que cualquiera de los cambios normativos, administrativos o jurídicos citados, podría perjudicar significativamente al precio, los derechos derivados de, o a la capacidad de uso de los tokens. 1.2          Riesgos asociados a la oferta y negociación
  • Riesgo de liquidez
Cabe la posibilidad de que no se consiga incluir el token en cuestión a algún mercado secundario o que exista falta de liquidez en mercados OTC (over the counter). La compañía no se hace responsable de las fluctuaciones que el token en cuestión pueda sufrir en cualquier tipo de mercado o de que tales tipos de mercado permitan poner a cotizar el token, pudiendo ello conllevar riesgos de iliquidez. Incluso en el caso de que el token llegase a cotizar en la plataforma de un tercero, dichas plataformas pueden no disponer de suficiente liquidez o incluso encontrarse   ante riesgos de cambios regulatorios o de compliance, siendo por tanto susceptibles de falla, caída o manipulación. Además, en la medida en que la plataforma de un tercero ponga a cotizar el token   en   cuestión, otorgando un valor de   cambio al token (ya sea en criptodivisas o dinero fiduciario), dicho valor puede padecer volatilidades. Como comprador en este tipo de activos, asume todos los riesgos asociados a la especulación y riesgos anteriormente mencionados.
.3          Riesgos asociados a la ejecución del proyecto y/o al Emisor
  • Riesgo de información a futuro
Cierta información contenida en este documento es de carácter prospectiva, incluyendo las proyecciones financieras y las proyecciones de crecimiento del negocio. Dicha información a futuro se basa en lo que la gerencia de la Compañía cree que    son   suposiciones    razonables, y   no   puede haber seguridad de que los resultados sean reales. Los eventos futuros podrían diferir sustancialmente de los anticipados.
  • Riesgos no anticipados
Los tokens criptográficos son una tecnología de reciente creación que se encuentra en fase de prueba. Además de los riesgos anteriormente mencionados, existen otros riesgos asociados con su adquisición, almacenamiento, transmisión y uso, incluidos algunos que   difícilmente se pueden anticipar.  Dichos riesgos pueden materializarse aún más con variaciones imprevistas o derivados de combinaciones de los riesgos anteriormente mencionados.
  • Riesgo regulatorio
La tecnología Blockchain permite nuevas formas de interacción y es posible que ciertas jurisdicciones apliquen las regulaciones existentes o introduzcan nuevas regulaciones que aborden las aplicaciones basadas en la tecnología Blockchain, que pueden ser contrarias a la configuración actual de los smart contracts y que   pueden, entre otras cosas, dar lugar a modificaciones sustanciales en los mismos, incluyendo su terminación y la pérdida de tokens para el comprador.
  • Riesgo de fracaso o abandono del proyecto
El desarrollo del proyecto planteado por el Emisor en el presente documento puede verse impedido y cesado por diferentes razones, incluyendo la falta de interés por parte del mercado, falta de financiación, falta de éxito comercial o falta de aprobación por la Agencia reguladora o perspectivas (por ejemplo, provocadas por proyectos competidores). La presente emisión de tokens no garantiza que los objetivos marcados en el presente documento lleguen a ser desarrollados total o parcialmente o que aportará beneficios a aquel que posea tokens ofertados por el Emisor.
  • Riesgo de compañías competidoras
Es posible   que   otras empresas pudieran obtener aprobación para tratamiento similares.  La compañía podría   competir     con otras soluciones reguladas pudiendo ello impactar negativamente en la cuenta de resultados.
1.4          Riesgos asociados a los tokens y la tecnología utilizada
  • Producto de alto riesgo
Este tipo de productos tienen alto riesgo implícito, como han comunicado públicamente tanto el Banco de España como la CNMV. El valor de los tokens puede experimentar variaciones al alza y a la baja y cabe que un comprador no recupere el capital utilizado inicialmente. También pueden darse cambios en las imposiciones fiscales y/o posibles desgravaciones. Las citadas imposiciones y desgravaciones fiscales se refieren siempre a aquellas vigentes y su valor dependerá de las circunstancias de cada comprador. La participación en este tipo de proyectos ha de hacerse teniendo siempre en cuenta toda la información aportada por el emisor.
  • Riesgo de software
El código informático (smart contract) por el que se comercializan los referidos tokens están   basados en   el protocolo BEP-20.  Cualquier mal funcionamiento, caída o abandono del proyecto Blockchain Binance Smart Chain puede provocar efectos adversos en el funcionamiento de los tokens en cuestión. Por otro lado, los avances tecnológicos en general   y en criptografía   en particular, tales como el desarrollo de la computación cuántica pueden traer consigo riesgos que deriven en el mal funcionamiento de estos Tokens. Los Smart Contracts y el software en el que se basan se encuentran en una etapa temprana de desarrollo. No existe garantía ni forma de asegurar que la emisión de tokens y su posterior comercialización pueda ser interrumpida o que padezcan cualquier otro tipo de error, por lo que hay un riesgo inherente de que se produzcan defectos, fallas y vulnerabilidades que puedan dar lugar a la pérdida de los fondos aportados o de los tokens obtenidos. Existe un riesgo de   ataques de   piratas o hackers informáticos en la infraestructura tecnológica utilizada por el Emisor y en las redes y tecnologías esenciales. Como resultado, el Emisor puede ser impedido parcial, temporal o incluso permanentemente de llevar a cabo sus actividades comerciales. En el caso de   los mecanismos de consenso de prueba de trabajo en Binance Smart Chain, podría darse el caso de que alguien pudiese controlar más del 50% del poder computacional de los mineros de la cadena de bloques en un llamado ataque del 51% y, por lo tanto, toma el control de la red (la cadena de   bloques).  Utilizando más del 50% del poder minero (poder hash), el atacante siempre representará   a la mayoría, lo que significa que puede imponer su versión de la cadena de bloques. En principio, esto también es posible con menos del 51% de la potencia de minería. Una vez que el atacante haya ganado el control de la red, podría revertir o redirigir las transacciones que inició, de modo que sería posible «duplicar el gasto” (es decir, realizar transacciones múltiples del mismo token). El atacante también puede bloquear las transacciones de otros negándose la confirmación. Podrían, además, darse otros ataques informáticos en la Blockchain de Binance Smart Chain, el software y/o el hardware utilizado por el Emisor. Además de los ataques de hackers informáticos, existe el riesgo de que los empleados del Emisor o terceros puedan sabotear los sistemas tecnológicos, lo que puede provocar el fallo de los sistemas de hardware y/o software del Emisor. Esto también podría acarrear un impacto negativo en las actividades comerciales del Emisor.
  • Riesgo de custodia / pérdida de claves privadas
Sólo pueden adquirirse tokens emitidos por el Emisor utilizando una cartera digital descentralizada metamask (u otras similares) que puede conectarse de forma directa con la Blockchain Binance Smart Chain de   la que   el adquirente de   tokens disponga de   su respectiva clave privada y contraseña. La clave privada, por regla general, suele estar encriptada por una contraseña. El adquirente de tokens del Emisor reconoce, comprende y acepta que, si pierde o le roban su clave privada o contraseña, de los tokens obtenidos y asociados a su cartera digital metamask (u otras similares) de Binance Smart Chain, podría perder el acceso a sus tokens de forma permanente. Además, cualquier tercero que disponga de acceso a la referida clave privada, podría apropiarse indebidamente de los tokens contenidos en la cartera digital en cuestión.  Cualquier error o mal funcionamiento causado o relacionado de alguna manera con la cartera digital o sistema de almacenamiento de tokens en la que el adquirente desea recibir sus tokens también podría ocasionar unas pérdidas de los mismos.
  • Riesgo de robo
El concepton de Smart Contracts y la plataforma de software en la que funcionan (i.e.  Binance Smart Chain) pueden estar expuestos a ataques informáticos o hackeos por parte   de   terceros, ya sea   mediante ataques de   malware, ataques de denegación de servicio, ataques de consenso, ataques Sybil, smurfing y spoofing.  Cualquiera de estos ataques podría resultar en el robo o la pérdida de capital invertido o de tokens adquiridos y, pudiendo conllevar a su vez, la no consecución de los objetivos planteados por el Emisor en el presente documento.
  • Riesgo de servicios de wallet incompatibles
El proveedor de servicios de cartera digital o cartera digital utilizados para recibir tokens debe cumplir con el estándar de token BEP-20 para ser técnicamente compatible con dichos tokens. El hecho de no garantizar dicha conformidad puede tener como resultado que el inversor no obtenga acceso a sus tokens.
.5          Otros factores
  • Los siguientes factores importantes y los que se describen en otras partes de este Libro Blanco, incluidos los descritos en este apartado 7, podrían afectar a los resultados reales de KeyZell y podrían hacer que dichos resultados difieran materialmente de las estimaciones previstas: Los tokens no darán derecho al pago de ningún dividendo ni participación en los beneficios de KeyZell.
  • La plataforma de negociación que, en su caso, utilice K2Z puede ser objeto de ciberataques maliciosos o puede contener fallos explotables en su código subyacente, y si la seguridad de la plataforma de negociación de los tokens se ve comprometida, o si la plataforma de negociación del token es objeto de ataques que frustran o frustran la capacidad de los usuarios de la empresa para acceder la plataforma de negociación de los tokens, los usuarios pueden reducir o dejar de utilizar la plataforma de negociación de los tokens por completo.
  • El tratamiento fiscal de las criptomonedas es incierto en algunos países.
  • Las transacciones de los tokens pueden ser irreversibles y las pérdidas debidas a transacciones fraudulentas o accidentales pueden no ser recuperables.
  • KeyZell puede verse obligada a cesar sus actividades.
  • El proyecto que se pretende financiar con la ICO puede que no se desarrolle como está previsto por motivos ajenos a la voluntad de KeyZell.
  • No hay ninguna garantía de que la empresa pueda continuar en el futuro como empresa en funcionamiento.
  • La actividad de KeyZell está sujeta a leyes y normativas complejas y cambiantes en materia de sanidad, farmacéutica, privacidad, tecnología, protección de datos y otras materias.
  • Una violación de las leyes de privacidad o de protección de datos podría tener un efecto material adverso en KeyZell y en el valor del token.
  • La empresa puede enfrentarse a una competencia sustancial, así como al riesgo de que uno o más competidores obtengan patentes u otras protecciones que afecten al fármaco LZ-167 o de cualquier futuro fármaco desarrollado por KeyZell.
  • Todas las declaraciones contenidas en este Libro Blanco se refieren únicamente a la fecha de este. KeyZell renuncia expresamente a cualquier obligación o compromiso de difundir cualquier actualización o revisión de cualquier declaración contenida en este documento para reflejar cualquier cambio en sus expectativas con respecto a la misma o cualquier cambio en los eventos, condiciones o circunstancias en las que se basa dicha declaración.